Rafael Simón Jiménez: Barinas es el punto de partida para que haya un cambio en Venezuela

Los resultados arrojados por las votaciones en Barinas, en el segundo proceso del 9 de enero para escoger al gobernador del estado, dan ejemplares lecciones tanto al régimen como a la oposición, dice el doctor Rafael Simón Jiménez.

El ex-vicepresidente de la Asamblea Nacionalex-rector del Consejo Nacional Electoralprofesor universitario, historiador y analista político, recuerda que el 3 de este mes ya había pronosticado la derrota del oficialismo, pero no en la forma aplastante como ha ocurrido.

La lección para el régimen es que no puede seguir burlándose de la voluntad de los electores, desconociendo los resultados que le son adversos como los del 21 de noviembre en Barinas o colocando la figura abominable del protector en las gobernaciones, en un exceso de abuso de poder, violentando la Constitución de la República y quitándole los recursos a los gobernantes opositores. Además, ya no le sirve el descarado ventajismo, la compra de conciencia y las dádivas, el chantaje, las amenazas y el uso de los militares para amedrentar a la ciudadanía.

Y lo que debe aprender la oposición es que son inútiles pensar en la salida insurreccional, la de esperar invasiones extranjeras y la del agotamiento del régimen, porque la vía más expedita, como se ha demostrado el domingo, es lograr la unidad para la participación electoral, aunque ésta no haya sido confiable.

Con los resultados del domingo 9 de enero, reconocidos por el candidato oficialista, Jorge Arreaza, queda muy claro que Barinas, feudo del cual no quería desprenderse el régimen e hizo todo lo que pudo para mantenerlo por ser la cuna del chavismo, Barinas se ha convertido en el punto de partida para que en Venezuela haya un cambio político, que ha venido siendo esperado desde hace mucho tiempo.

El doctor Jiménez manifestó que el 3 de enero él se anticipó a lo que ocurriría el domingo 9, conociendo la realidad de Barinas, de donde es oriundo.

En primer lugar, el régimen cometió una torpeza muy grande  al desconocer la victoria del abanderado del G-4Freddy Superlano, el 21 de noviembre, aunque haya sido por pocos votos. 

En segundo lugar, el propio gobierno sustituyó al que había sido su candidato, Argenis Chávez, que para bien o para mal era el líder del chavismo entronado durante veintidós años en ese estado, por Jorge Arreaza, excanciller y ministro de Maduro, creyendo éste que Barinas era su feudo personal. 

Tercero, Arreaza no conocía a Barinas, la realidad del estado ni la idiosincrasia, ni estaba conectado con la cultura y el lenguaje de  su gente.

Cuarto, el candidato del régimen hizo una campaña contra el chavismo,  señalando que la gente había sido burlada con la falta de gasolina, con la educación, la salud, el agua y otros servicios, denunciando la corrupción y, en fin, fustigando severamente la gestión de la familia Chávez durante los últimos 22 años, como si se tratara de alguien no vinculado al chavismo.

Todo eso generó un amplísimo movimiento en torno al candidato que sustituyó a Superlano, después de varias inhabilitaciones, como fue el ingeniero Sergio Garrido.

Dicho movimiento se convirtió en un gigantesco repudio al desconocimiento del triunfo electoral de Superlano y fuerzas políticas que no habían apoyado a éste el 21 de noviembre, como Unión y Progreso, el MÁS, Fuerza Vecinal y otras organizaciones se sumaron a ese esfuerzo. Igualmente lo hizo el ex gobernador Rafael Rosales Peña, que había obtenido casi 50 mil votos como candidato de la Alianza Democrática en las elecciones del 21-N.  De manera que el resultado de Garrido era absolutamente predecible y fue mucho más amplio, más contundente y dejó al gobierno sin ningún margen de pataleo, porque la diferencia sobrepasó los 40 mil votos.

El gobierno tiene que darse cuenta que está totalmente agotado, que su proyecto ha traído no sólo para Barinas, sino para toda Venezuela: hambre, necesidades, extrema pobreza, desgarramiento de la familia, destrucción de las instituciones y de las empresas del Estado al punto de que después de haber sido uno de los países con mayores ingresos por el petróleo hoy no  los tiene, aparte de que escasea la gasolina, el gasoil y hasta el  querosene. Debiera, por lo tanto, ponerse a reflexionar.

Y también debe reflexionar la oposición y dejar de pensar en vías distintas a la electoral, consolidando la unidad, preparándose desde ya para el cambio a través del referendo revocatorio presidencial o de las elecciones presidenciales, terminó diciendo el doctor Jiménez.

EL IMPULSO /

error: Content is protected !!
Abrir chat
🙂 Hola, bienvenido a iPlay NOTICIAS, en que podemos ayudarte? Estamos a la orden.